Ir al contenido

inclusión social

Desarrollo humano
Acelerar la paridad laboral es posible y hay tres claves para lograrlo
La educación en línea juega un papel relevante para que las mujeres puedan recuperar el terreno perdido a raíz de la pandemia, destaca el Foro Económico Mundial

Antes de la pandemia se estimaba que tomaría 100 años alcanzar de manera plena la paridad laboral, ahora el Informe sobre la Brecha Global de Género 2022 del Foro Económico Mundial considera que se necesitarán 132 años para lograr ese objetivo, sin embargo, hay tres claves para acelerar el proceso, detalla el Foro Económico Mundial.

Educación y competencias para las mujeres

Las mujeres fueron las más afectadas por la pandemia y no se han podido recuperar, para ese propósito necesitan que se les facilite el acceso a la educación y desarrollo de competencias. Liberar todo su potencial de ingresos será fundamental para acelerar una recuperación equitativa.

En este aspecto el aprendizaje en línea es esencial porque tienen el potencial de mejorar la paridad de género en la educación superior y el desarrollo de la fuerza de trabajo.

“El aprendizaje en línea está reduciendo las brechas educativas de género y preparando a las mujeres para los trabajos en demanda en la economía digital, eliminando las barreras para las estudiantes y mejorando la inclusión de género en los campos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM), y conectando a las mujeres con las crecientes habilidades y oportunidades de trabajo”, detalla el Foro Económico Mundial.

La participación de las mujeres que aprenden en línea ha aumentado significativamente. Según Coursera, incrementó del 38% en 2019 al 45% en 2021, incluso cuando la brecha de empleo de género aumentó.

Por factores como la movilidad, seguridad y obligaciones familiares, las mujeres ven el aprendizaje en línea más accesible que la educación presencial.

El aumento de la conectividad de banda ancha, los modelos de aprendizaje en línea (con las ventajas de la tecnología y los menores costes de distribución) permiten llegar a las mujeres que, de otro modo, quedarían excluidas.

Mejorar la inclusión de género en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas

El Informe sobre la Brecha Global de Género 2022 del Foro Económico Mundial destaca que las mujeres están infrarrepresentadas en los campos STEM, que son el aprendizaje fundamental para los empleos tecnológicos y digitales en auge.

En el futuro, se estima que 9 de cada 10 puestos de trabajo requerirán habilidades digitales.

En una tendencia positiva que podría reducir estas brechas, los datos de Coursera en el informe Global Gender Gap 2022 encuentran que la paridad de género aumentó en la formación en línea para las carreras de tecnologías de información y comunicación en varias economías entre 2019 y 2021, con países como Grecia y Hungría que reportan fuertes aumentos en la proporción de mujeres inscritas. En Oriente Medio, las matriculaciones en línea en TIC para mujeres en Arabia Saudí aumentaron del 9,2% al 16,1%.

A pesar de estos avances, queda mucho por hacer para reducir la brecha digital de género y apoyar una transición más amplia hacia el aprendizaje en línea, especialmente en los mercados emergentes.

El Foro Económico Mundial plantea que un aumento de la representación de las instructoras puede apoyar una mayor participación de las mujeres en STEM y otros campos de alta demanda, porque son más propensas a matricularse en cursos impartidos por instructoras, y valoran más estos cursos.

Conectar a las mujeres con las competencias y los empleos del futuro

El Informe sobre la Brecha Global de Género de 2021 subrayó la importancia de “redistribuir y reemplazar a las mujeres en trabajos emergentes” para dar forma a una recuperación con igualdad de género.

A medida que evolucionan las tendencias laborales, las fuerzas combinadas del aprendizaje en línea y el trabajo a distancia pueden ayudar a desbloquear las oportunidades para las mujeres, que ahora tienen los medios para desarrollar de manera flexible las habilidades para los trabajos que se pueden hacer desde cualquier lugar.

El informe de este año muestra que las mujeres pueden tener una ventaja subyacente en el tipo de habilidades que priorizan, con “perfiles de aprendizaje de género” que revelan diferencias en las habilidades en las que invierten hombres y mujeres.

Mientras que los hombres optan por mejorar sus competencias digitales y de innovación, las mujeres son más propensas a invertir en el “trabajo con personas” y en competencias de autogestión como la “resiliencia, la tolerancia al estrés y la flexibilidad”, que se encuentran entre las 10 principales competencias laborales del futuro.

Al desarrollar habilidades humanas en línea que complementan las habilidades digitales, las mujeres estarán bien posicionadas para asumir nuevos roles en la fuerza de trabajo moderna, liderando la transformación digital y los esfuerzos de gestión del cambio que las empresas a nivel mundial están priorizando.

La conclusión es que el aprendizaje en línea está igualando el campo de juego para las mujeres al conectarlas con oportunidades de rápido crecimiento y mejores perspectivas y este acceso puede permitir que recuperen el terreno perdido en el mercado laboral y adquieran habilidades fundamentales que las preparen para las carreras del futuro.

Fuente: Foro Económico Mundial

es_MX