Ir al contenido

CARBONO NEUTRAL 2030

Transición energética
Energías limpias ganan terreno, pero urge mayor esfuerzo, revela informe de la Agencia Internacional de Energía
Falta mejorar la eficiencia energética de los diseños de edificios, desarrollar calefacción urbana limpia y eficiente, eliminar gradualmente la generación de energía a base de carbón, la quema de metano, cambiar la aviación y el transporte marítimo a combustibles más limpios y que la producción de cemento, productos químicos y acero sea más limpia

La última evaluación de la Agencia Internacional de Energía (IEA) revela que las energías limpias están ganando terreno en el mundo, sin embargo, urge un mayor esfuerzo de todos los actores para alcanzar el cero neto para 2050 en la emisión de gases de efecto invernadero.

La IEA, por sus siglas en inglés, destaca que el progreso que se ha logrado en este objetivo se fundamenta en los desarrollos tecnológicos recientes, mientras que las acciones políticas sugieren que el impulso se está acelerando en algunas regiones y sectores importantes.

“Las estimaciones iniciales apuntan a que 2022 será un año récord para las adiciones de capacidad de electricidad renovable, con un aumento de alrededor de 340 gigavatios, aproximadamente igual a toda la capacidad de energía instalada de Japón. China representa aproximadamente la mitad de esas adiciones”, destaca el análisis.

También se espera que este año se registre otro récord histórico en las ventas de vehículos eléctricos, elevándolos al 13% de las ventas totales de vehículos ligeros a nivel mundial, agrega.

La Agencia Internacional de Energía expone que otro avance es que los oleoductos tanto para proyectos de hidrógeno como para instalaciones de captura y almacenamiento de carbono continúan expandiéndose, y el año pasado se registraron ventas récord de bombas de calor.

“Un proyecto piloto el año pasado usó hidrógeno para producir acero totalmente libre de (combustibles) fósiles, y la primera producción comercial de baterías de iones de sodio sin litio está programada para comenzar el próximo año. Hay más señales que nunca de que la nueva economía energética global está avanzando con fuerza”, dice Fatih Birol.

Se requieren decisiones con más empuje

El director ejecutivo de la AIE manifiesta que esto reafirma su creencia de que la crisis energética mundial actual puede ser un punto de inflexión hacia un sistema energético más limpio, asequible y seguro.

“Pero este nuevo análisis de la IEA muestra la necesidad de esfuerzos mayores y sostenidos en una variedad de tecnologías y sectores para garantizar que el mundo pueda cumplir sus objetivos energéticos y climáticos”, aclara.

Y es que, a pesar de estos signos positivos, el Tracker Clean Energy Progress (TCEP) de este año, que evalúa el estado del juego en 2021, encontró que solo dos componentes (vehículos eléctricos e iluminación) estaban completamente encaminados para sus hitos de 2030 en el Escenario Net Zero para 2050 de la IEA, expone el análisis.

De las áreas de seguimiento restantes, 30 fueron calificadas como “se necesitan más esfuerzos” y 23 estaban “no encaminadas”.

Hitos pendientes
Las áreas que no van por buen camino incluyen mejorar la eficiencia energética de los diseños de edificios, desarrollar calefacción urbana limpia y eficiente, eliminar gradualmente la generación de energía a base de carbón, eliminar la quema de metano, cambiar la aviación y el transporte marítimo a combustibles más limpios y hacer que la producción de cemento, productos químicos y acero sea más limpia.

El informe de la IEA concluye que las transiciones de energía limpia requerirán una diversidad de tecnologías y combustibles en todas las partes del sistema energético, lo que exige paquetes de políticas integrales y ambiciosos que respalden adecuadamente las transiciones en todos los sectores.

Esta década actual es un momento crítico para sentar una base sólida para lograr objetivos a más largo plazo, sostiene.

Fuente: Agencia Internacional de Energía

es_MX